“Las sanciones pueden afectarnos un poco, en este sentido, pero si es para mejoras en el futuro, vale la pena el sacrificio”, aseguró un conductor que hacía cola en una estación cerrada en Puerto Ordaz.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Las estaciones de servicio amanecieron este miércoles con largas colas de vehículos por combustible, luego de dos días del anuncio de sanciones contra la estatal petrolera Pdvsa por parte del Departamento de Tesoro de Estados Unidos, que incluye el bloqueo de los activos de la compañía en suelo estadounidense, las limitaciones de exportaciones de crudo así como la importación de insumos como diluyentes para el crudo extrapesado.

Además de las largas colas, Correo del Caroní confirmó en un recorrido realizado en la mañana de este miércoles que al menos cuatro estaciones de servicio en Puerto Ordaz estaban cerradas. En San Félix también había hileras de vehículos afuera de las surtidoras.

       
Algunas estaciones de servicio -Paseo Caroní, El Caimito y Alta Vista- estaban cerradas | Foto William Urdaneta

“Este mes de febrero va a ser caótico con el suministro de gasolina por las sanciones de Estados Unidos, así que tocará surtir y guardar gasolina”, dijo José Mora, un hombre residenciado en el sector La Ceiba que este miércoles hacía cola en la estación de servicio cercana a la redoma La Piña en la parroquia Unare. “Las sanciones pueden afectarnos un poco en este sentido pero si es para mejoras en el futuro, vale la pena el sacrificio”, expresó.

La estatal Pdvsa ha sufrido un retroceso en su producción, que abarca la fabricación de gasolina para el consumo interno. Entre enero y noviembre de 2018, Pdvsa importó 19 mil barriles diarios de crudo y 234 mil barriles diarios de productos refinados, “que incluyen nafta para diluir su producción de petróleo extrapesado, gasolina, y diesel para la generación de energía”, de acuerdo con reportes de la agencia Reuters.

La cifra representa, destacó Reuters, un máximo histórico y un incremento de 40% en comparación con los 180.250 barriles diarios adquiridos en el mismo periodo de 2017.

Trabajadores de las estaciones de servicio que este miércoles estaban abiertas, manifestaron que hasta ahora no hay restricciones en el suministro de gasolina y que los despachos llegaban de acuerdo con la programación.

“Si el suministro en Venezuela siempre tiene fallas, con estas sanciones y la falta de recursos la disponibilidad será menor, tocará llenar el tanque cada vez que se pueda por si acaso”, expresó Sebastián Saldiva, un conductor residenciado en Puerto Ordaz.

El presidente de la Federación Unitaria de Trabajadores del Petróleo (Futpv), Wills Rangel, aseguró -en declaraciones a Unión Radio- que en Venezuela hay suficiente stock y aditivos para cubrir la demanda interna de gasolina, aunque reconoció que las sanciones impuestas por el Gobierno estadounidense a Pdvsa “comprometen la economía del país”.

“Obviamente hay un objetivo para generar situaciones difíciles en torno al suministro de combustible… Nosotros tenemos suficiente stock para buscar alternativas”, sostuvo.

Template by JoomlaShine