Banner aniversario nuevo

Este sábado 9 de junio se cumplió un mes de la aprobación de la nueva contratación colectiva y los trabajadores no perciben aún los beneficios

La Asociación civil Defensa por los Derechos Civiles cuestionó la dictadura por condenar a los ancianos a mendigar para cobrar lo que, por derecho, les corresponde.

Fueron forjadores de las industrias de Guayana con más de 30 años de servicio, pero en la actualidad sus pensiones -en la mayoría de los casos- equivalen a un dólar, mientras que el bono de alimentación es mísero y cubre, con suerte, tres alimentos. Tras cinco horas de espera no fueron atendidos por el presidente de la CVG, Justo Noguera Pietri, por lo que acordaron concentrarse nuevamente frente a la institución mañana a las 7:00 am.

La Casa Rosada tiene en la mira dos proyectos adicionales: el tributario y el fiscal, que esperan se aprueben pronto y sin contratiempos.

Los juegos son organizados, por primera vez, por Fundatraju, hecho que los organizadores celebran como el comienzo del rescate de las competencias que han sido abandonadas por CVG Fundeporte.

A los ex trabajadores de la estatal de telecomunicaciones en Ciudad Guayana les toca el mismo pedazo de pastel que al resto de las personas de la tercera edad: una rebanada repleta de injusticias, carencias, promesas incumplidas, pensiones que no alcanzan, medicinas que no llegan y condiciones laborales decadentes en las que sobreviven nuevas generaciones de empleados.

Personas de la tercera edad esperaron a las afueras del banco Fondo Común la llegada de su pensión que, desde hace 3 meses, reciben de forma fragmentada y que aparte no les alcanza para sobrevivir.

La operación es para uno de los colegas y está estimada en 40 millones de bolívares. Cantidad de dinero que, como pensionado, no cuenta.

Luego de la concentración en la plaza Bolívar se dirigirán hasta la sede de la Gobernación, luego al Palacio Legislativo y a la Defensoría del Pueblo para entregar, en estas instituciones, un documento en el que solicitan formalmente la activación estatal para que se cumpla con este mandato de ley.

El irrespeto a su condición especial, la falta de efectivo, la espera por respuestas gubernamentales y escasez de medicinas son algunos de los problemas que aquejan a los jubilados y pensionados.

Página 1 de 3