En el PSUV aseguran que en menos de 48 horas habían recogido más de 8 mil firmas en Caroní, aunque la presencia de los firmantes, en su mayoría adultos mayores, decía otra cosa. Por otra parte, no parecía tener muy claro el motivo de las firmas, más allá de apoyar lo que dijera Nicolás Maduro.

Este viernes desde la plaza Bolívar de San Félix se realizaba una recolección de firmas convocada por Nicolás Maduro. Estas serían para rechazar la injerencia de Estados Unidos a Venezuela. Sin embargo, muy pocos sabían en realidad de qué se trataba la actividad.

- Disculpe, ¿esto para qué es?

- Son firmas en apoyo al presidente Maduro.

- Ah ok, gracias.

La mujer siguió, no se detuvo para indagar más, menos para hacer la pequeña cola que aproximadamente a las 11:00 de la mañana había en el lugar. En su mayoría, los que se disponían a firmar eran adultos mayores. Hasta ese momento no se observaron jóvenes.

Los que estaban en la fila tampoco tenían muy claro el asunto, más allá de ir en contra de Juan Guaidó como presidente encargado, según algunas respuestas.

- ¿Por qué vino a firmar?

- Por la paz y la tranquilidad del país.

“Queremos beneficio, tranquilidad, no queremos intervención de nadie”, dijo Cecilio Español, uno de los firmantes que criticó la juramentación de Juan Guaidó como presidente encargado, y justificó que la crisis económica tiene, en parte, responsabilidad en los mismos ciudadanos, con la reventa de productos o el incremento de precios.

Sin embargo, luego admitió que “al gobierno se le ha escapado esa situación. Los pobres todavía no estamos conformes. No diría que ha sido un abandono, es un descuido, pero tiene que consultar directamente con el pueblo, buscar las opiniones de la gente, no mandar a otros de los altos niveles”.

Celestino Rojas se acercó después a la fila. Se le hizo la misma pregunta: ¿Por qué vino a firmar? “Para que haya paz, no quieren dejar al país tranquilo”, fue su respuesta.

Considera que la recolección de firmas contribuirá a apaciguar y estabilizar la economía, problema sobre el que también admitió que el régimen de Nicolás Maduro no fue capaz de resolver.

“Hay que buscar mejorías suficientes para el país. Hace falta una política más fuerte para la economía, todo está caro”, agregó.

En los alrededores de la plaza Bolívar volteaban a ver el toldo pero seguían su ruta. Cuando se les preguntaba se participarían, negaban con la cabeza. ¿Por qué? “Lo que queremos es que Maduro se vaya”, respondían algunos.

Sharon Rivas dijo que se mantenía neutral con respecto a la participación de la recolección de firmas. Para ella, en Venezuela no debió existir la ayuda humanitaria, refiriéndose a las potencialidades del país para producir, pero recordó que “por descuido del gobierno llegamos a esta situación que en los hospitales no hay medicamentos ni insumos, y en las farmacias todo llega importado”.

Según Wilfredo Villalba, encargado del registro de firmas, hasta la mañana de este viernes se habían recolectado 2.300 firmas en la plaza Bolívar de San Félix, y 6.200 el jueves en este mismo lugar y en la redoma de Otilio. En ese momento, a eso de las 11:30 de la mañana, la cola no llegaba a las 50 personas.

No obstante, una vendedora informal de la plaza aseguró que en esos dos días asistieron muy pocas personas a firmar. “Vienen son puros viejitos que no quieren que les quiten los bonos”.

Fue otra de las que se negó a firmar. “Lo que se consigue ahorita es para la comida, no te puedes comprar un par de zapatos, un sostén, una camisa nada. Todo es el perolero, ¿cuándo íbamos a estar comprando ropa usada? Esto no es lo que en verdad uno quiere”.

Template by JoomlaShine