Más de 50 días de protestas contra la dictadura de Nicolás Maduro no solo ha demostrado la vehemencia de un pueblo que exige la restitución de sus derechos; sino que deja al descubierto la actitud de un Gobierno nacional que, lejos de implementar mecanismos para resolver el conflicto, sigue dinamitando las válvulas de escape de la presión social. De ahí, la radicalización de la protesta. Una que tiene un único responsable: el autoritarismo de Maduro.

Al menos tres jóvenes murieron en plenas manifestaciones. Sobre otro, también fallecido, se sospecha que murió lejos de ese contexto. En Caracas, los cuerpos de seguridad del Estado reprimieron la Marcha de la salud.

Los manifestantes quemaron un vehículo de la estatal Corpoelec este lunes en la entrada de la urbanización Lomas del Caroní, lo que desencadenó una fuerte represalia por parte de los castrenses. La confrontación duró más de siete horas y afectó a los residentes de los sectores Yara Yara, Isla Dorada, Lomas del Caroní y Terrazas del Atlántico.

En vez de ser garantes del debido proceso a través de una tutela judicial efectiva y el control judicial, los titulares de los tribunales de control de Ciudad Guayana han perjudicado a los imputados obrando en contra de la legislación venezolana, principal pilar de un Estado de Derecho cada vez más desdibujado de lo establecido en la Constitución nacional.

“Venezuela es un problema muy serio, no hemos visto un problema así en décadas en cuanto al nivel de violencia”, manifestó Trump tras la reunión con Santos, en la que el deterioro de la situación país estuvo sobre la mesa.

El gobernador de Miranda también alertó que la FANB conoce la situación y que tiene la anuencia de Vladimir Padrino López.

Estados Unidos propuso reunión a puerta cerrada para abordar la conflictividad en Venezuela.

La Constitución de 1999 incorporó la pensión de vejez: la prestación se concibe como universal sin importar la afiliación al sistema.

Un mototaxista y un comunicador social. Uno, de 32 años. Otro, de 27. De Mérida el primero. De Caracas, el segundo. Uno, herido el lunes. Otro, este miércoles. Se llamaban Anderson Enrique Dugarte y Miguel Castillo. Son dos nombres que ahora perfilan más la represión de la dictadura: murieron asesinados en las protestas que, desde hace más de un mes, tienen una exigencia básica: respeto a la democracia, algo que Nicolás Maduro ha ignorado.

El Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) denunció el uso desmedido de la fuerza y las irregularidades que se multiplicaron a raíz de la implementación del Plan Zamora.

Página 10 de 18

El presidente Donald Trump negó que haya una “guerra comercial” contra China, pero justificó las medidas con acusaciones de supues...

El predicador evangélico Fabricio Alvarado, quien se había impuesto por poco margen en la primera vuelta de febrero, sacó 39,26 po...

La comitiva del expresidente acusado de corrupción fue abucheada y atacada con huevos en varias localidades, sobretodo en regiones...

Solo el Supremo Tribunal Federal, la máxima corte del país, puede impedir que el ex presidente y aspirante presidencial para los c...